¿Quién tiene la culpa?

teorias-reactivas
“Mi mal carácter, culpa de mis abuelos. Si, lo reconozco, tengo un carácter fuerte. Cuando me enfado, es mejor esconderse o alejarse”. “Pero es que yo soy así, no puedo hacer nada. Es que mis abuelos eran vascos, de Bilbao, y claro, ya sabes el carácter que se gastan los del Norte. Lo llevo en el ADN”. Determinismo genético.

“Mimada e insegura, puede ser…” “Pero claro, debes tener en cuenta que soy hija única. Mis padres me sobreprotegieron, y al no tener hermanos todas las atenciones y caprichos eran para mi. Además, esa sobreprotección como sabes, provoca inseguridad en los niños. Mi falta de toma de decisiones, es debido a ello. Si mis padres me hubiesen criado de otra forma, no tendría estos problemas y podría ser de otra manera, más segura de mi misma e independiente”. Determinismo Psicológico.

“La Sociedad, el Gobierno,el Estado o la empresa tiene la culpa de todo lo que pasa” Frases como “Es una decisión de Empresa” para justificar comportamientos de un directivo, es una frase lamentablemente, muy habitual. ¿Quién es la empresa cuando habla un directivo con capacidad para Dirigir y Tomar decisiones? Esta frase es una excusa muy utilizada para justificar comportamientos y decisiones, pero eximiendo al protagonista de responsabilidad. Determinismo Ambiental.

En resumen, estoy determinado. No es mi culpa. Estas teorías deterministas son refugios para los reactivos.

Stephen Covey, en su reconocido libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” nos invita a conocer nuestro nivel de proactividad, fijándonos en a quién otorgamos la responsabilidad o culpa de nuestros actos, acciones o comportamiento. De los 7 hábitos que destaca en su libro, la proactividad es el primero.

La proactividad está de moda. Ser proactivo es un valor en alza. Aunque muchos de nosotros, no dudaríamos, en definirnos como proactivos. ¿Sabemos lo que significa y sobre todo, qué implica ser proactivo?

Proactividad significa la responsabilidad de hacer que las cosas funcionen.

¿Cómo? con Iniciativa + Respons-habilidad. 

  • Iniciativa. Tomar decisiones, actuar, movernos, hacer.
  • Respons-habilidad. Habilidad para escoger la respuesta, capacidad de responder. Recae sobre uno mismo (no sobre los demás). Implica consecuencias, consecuencias de lo que hacemos o dejamos de hacer.

La proactividad va más allá de tener iniciativa, ya que supone asumir nuestra responsabilidad en la toma de decisiones.

Toda decisión o acto tiene consecuencias. Y es este punto, las consecuencias lo que no es tan fácil de asumir. Tomar una decisión implica asumir las consecuencias positivas y las negativas (errores). Son esos errores o consecuencias negativas lo que nos llevan a un enfoque reactivo. Es sencillo y gratificante asumir un éxito, pero que hacemos si nuestra decisión desencadena consecuencias negativas.

Desde la decisión más trivial hasta la más esencial, los reactivos son incapaces de tomar decisiones, y si las toman y éstas provocan consecuencias negativas, utilizan una de las tres teorías reactivas para evitar la responsabilidad: la culpa es de cualquiera (abuelos, padres,  sociedad, el otro). Se trata de refugios para quitarnos responsabilidad.

Tengo un amiga que es incapaz de decidir dónde vamos a cenar. Ante la pregunta: ¿Qué te apetece?, su respuesta es siempre la misma: “No sé, me da igual, dónde tu prefieras”. ¿Es verdad que le da igual? o ¿es por qué teme las consecuencias de tomar una decisión y que no sea del agrado del resto?

Sin embargo, no decidir o dejar que los otros tomen la decisión por nosotros, también es decidir. Por tanto, las consecuencias de mi no decisión, son responsabilidad mía.

En las empresas, ocurre lo mismo. La madurez directiva se mide por la capacidad de tomar decisiones y asumir la responsabilidad de las mismas. No podemos escudarnos detrás de otros o de un ente, como es, la empresa.

La proactividad implica una elección consciente. Ante un estímulo o situación, las personas proactivos eligen la respuesta a partir de su sistema de valores, no de los demás o del entorno. No esperan a que las cosas funciones y se solucionen por que sí. Los proactivos no tiene la solución a todos sus problemas, pero si asumen que tienen las herramientas para buscar soluciones.

Ser proactivo significa que, como seres humanos, somos responsables de nuestra propia vida. Estamos a cargo de nuestra vida. Por tanto, la primera decisión es ¿Queremos ser proactivos?

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s