Un buen comienzo: Selección de personal

La selección de personal es uno de los procesos cruciales en cualquier compañía, por lo requiere de profesionalidad, especialización y garantía de éxito.

Los profesionales que se incorporan a una nueva organización, no sólo deben ser aptos a nivel técnico u operativo, si no que deben estar comprometidos con el proyecto de empresa y poner a disposición de ésta todos sus recursos profesionales y competencias.

El proceso de selección recogerá un análisis profesional de los candidatos a nivel técnico y competencial, así como la idoneidad Candidato – Empresa: Filosofía, Valores y Cultura corporativa.

Durante el proceso de selección se valoran:

  • Trayectoria profesional y referencias profesionales.
  • Análisis competencial: competencias corporativas y técnicas.
  • Motivación por el puesto y por la empresa.
  • Adecuación persona – puesto – equipo – empresa.
  • Expectativas económicas y profesionales.
  • Disponibilidad e incorporación.

A través de diversas metodologías:

Entrevista currícular, entrevista de Motivación e intereses, Competencial y de Incidentes críticos, pase de pruebas psicotécnicas y de personalidad, dinámicas de grupos, casos prácticos, Assessment center, entre otras.

Si creemos que las personas son la clave. Claves para alcanzar los objetivos empresariales, claves para lograr la satisfacción de nuestros clientes, claves para innovar, para optimizar los recursos, para hacer frente a los retos del mercado, en definitiva, claves para el crecimiento de las organizaciones. La selección de personal será el punto de partida clave para el crecimiento de cualquier organización.

Es sorprendente que, mientras otras áreas o procesos clave de la organización como Administración y Finanzas, Jurídico, Producción o Proyectos, no son susceptibles de transferir o delegar a profesionales sin conocimientos técnicos, la selección de personal pueda ser tratado como un asunto menor, que puede ser desempeñado por cualquiera con “sentido común” o mejor aún con un “sexto sentido” o “sensibilidad”.

La selección de personal requiere formación, entrenamiento, conocimientos técnicos y por tanto, profesionalidad.

El coste de una incorrecta selección es enorme, tanto en costes directos como indirectos: gasto de personal, recursos destinados a la integración y socialización del candidato, inversión en formación, repercusiones en el equipo de trabajo, productividad, pérdida de oportunidades de negocio, y por supuesto, tiempo y dinero.

Por el contrario, incorporar al candidato idóneo incide directamente en la cuenta de resultados de la empresa. Y eso, es un muy buen comienzo.

LilianaGilabertRRHH
LilianaGilabertRRHH

.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s